Nudos básicos de macramé para llaveros

Vamos a mostrarte cómo hacer llaveros con nudos básicos de macramé. Pero para ello, vamos a conocer primero qué es el macramé, su origen y sus usos más importantes así como su evolución. También te hablaremos sobre los nudos más básicos o que más se utilizan, ya que la lista de nudos para macramé es muy larga. Son más de 50 variaciones diferentes de nudos.

Qué es el macramé

Llamamos macramé  a la técnica de artesanía que crea tejidos a través de la formación de patrones, a base de  nudos decorativos realizados a mano, sin agujas. Esto posibilita el diseño de infinidad de objetos textiles o de decoración y bisutería. Podemos elaborar pulseras, collares, llaveros o incluso posavasos, portamacetas, bolsos o adornos navideños para casa.

nudos macrame en textil
Gracias a Tomáš Petz por este encuadre tan amoroso de tejido en macramé

Todo un arte que requiere de mucha práctica para elaborar piezas increíbles pero que también te invita a realizar proyectos más sencillos en cuestión de minutos. Especialmente, en lo que respecta a bisutería y las propuestas que te traemos desde nuestro canal Beading Lovers, no te vamos a complicar en exceso. Eso sí, como ya sabes, te ofrecemos la base para que aprendas la técnica y practiques. A continuación, desata tu creatividad combinando materiales o pasando a un siguiente nivel si es que el resultado te convence.

Origen de los nudos macramé

La palabra «macramé» es de origen francés y significa nudo, como no podría ser de otra manera. Pero ésta, a su vez, proviene de la palabra persa mikrama. Esto nos indica que, a diferencia de lo que mucha gente pueda pensar, la técnica del macramé es milenaria y ha sobrevivido y evolucionado a lo largo del tiempo. Ni mucho menos es una moda actual o pasajera. Ya utilizaban esta forma de decoración en el 2000 a.c. en la antigua Persia. Los árabes lo llevaron a Europa y posteriormente los europeos lo llevaron a América. 

Usos de los nudos de macramé

Es muy usado en bisutería para la realización de collares, pulseras, anillos, llaveros…que es el tema que mas nos interesa. Pero tiene infinidad de aplicaciones en la decoración del hogar, como tapices, maceteros, lámparas, cortinas…incluso hamacas. Para ello sólo necesitamos un poco de paciencia y muchas ganas de crear tejidos divertidos y originales.

Hablamos de los nudos de macramé como si fueran algo diferente o especial a todo lo que compartimos en este blog. Pero la realidad es muy diferente ya que no hace tanto que os hablábamos del nudo josefina para pulseras y, como os explicábamos, nos estábamos refiriendo a uno de los nudos de macramé más atractivos y singulares.

A continuación te damos algunos consejos importantes a la hora de realizar tus llaveros de macramé.

Tipos de cordón para hacer nudos de macramé

El hilo o cordón que vamos a utilizar debe ser fuerte, resistente y flexible, para que nos sea fácil de manejar y resista los tirones y la tensión a la hora de ir apretando los nudos.

Como cualquier técnica, la perfección se va alcanzando a través de la practica y de la repetición. Así que, un consejo útil y entretenido, es llevar siempre un trozo de cordón en el bolso y en los momentos de esperas o ratos muertos usarlo para ir practicando los distintos nudos.

Hay que evitar que el cordón se vaya deshilachando cuando estamos trabajando , para ello tenemos que reforzar las puntas. Si estamos utilizando algodón aplicamos un poquito de esmalte de uñas o pegamento. Si es nailon u otro material sintético, lo quemamos ligeramente con un mechero.

Materiales necesarios para hacer llaveros con nudos de macramé

Vamos a ver como se realizan los nudos más básicos que te permitirán hacer los llaveros con nudos de macramé. Para ello vas a necesitar:

-Cordon. Para el caso de los llaveros de macramé no suele ser excesivamente fino. A partir de 3mm hasta 6mm aproximadamente. 

-Una base para sujetar la labor. En el caso de un llavero, puede ser directamente el  aro o el mosquetón, también puede sujetarse sobre una barra fina, un bolígrafo o lapicero.

-Para bisutería es bastante útil hacerse una tabla para macramé, que es simplemente una tabla de madera sobre la que clavamos una escarpia y de ella enganchamos el extremo de la labor. De esta forma se facilita mucho la forma de tejer, ya que tenemos la pieza controlada y podemos tensar los nudos con facilidad.

-Tijeras, pegamento y un mechero.

-Abalorios o cuentas para decorar si se desea.

Nudos básicos para hacer llaveros de macramé

Los nudos más básicos son el nudo de alondra, nudo plano,  nudo de espiral, nudo festón, nudo cuadrado. Pero hay un larguísimo etcétera. Como ya os hemos indicado… unos 50 nudos diferentes 😅 

Llavero con nudos de macramé

Nudo de alondra

Nos sirve para sujetar el cordón a una base. En este caso sería un aro o mosquetón para llavero, pero también puede ser un cierre de pulsera o collar, un enganche o una anilla en el caso de pendientes.

Doblamos por la mitad el cordón, lo colocamos por detrás del objeto sobre el que queremos unirlo y pasamos los extremos por el ojo que nos aparece. Tiramos de los extremos para ajustar. Este nudo también lo hemos utilizado en otro tutorial específico que os compartimos para hacer collares.

Nudo plano

Se utilizan normalmente 4 hebras. Dos centrales, las pasivas que son las que marcan el largo total del llavero, y una hebra a cada lado de éstas, con las que vamos haciendo el tejido.

Tomamos la hebra de la derecha, la pasamos por encima de las dos centrales ( dejando un arito a la derecha), y por debajo de la de la izquierda.

Tomamos la de la izquierda y la pasamos por debajo de las dos centrales. A continuación la sacamos de abajo hacia arriba por dentro del arito que creó la de la derecha y ajustamos.

Repetimos la operación pero esta vez tomamos la hebra de la izquierda, la pasamos por encima de las dos centrales y por debajo de la de la derecha.

Tomamos la de la derecha, la pasamos por debajo de las dos centrales. A continuación la sacamos de abajo hacia arriba por dentro del aro que creó la de la izquierda y ajustamos de nuevo.

Repetimos el proceso a lo largo de toda la labor. Muy importante es ir siempre alternando un lado y otro.

Nudo espiral

La forma de realizarlo es la misma que el nudo plano. La diferencia es que siempre es el lado de la derecha el que pasa por encima de las dos hebras centrales y el de la izquierda por debajo de éstas. No se van alternando.

¿Te ha resultado útil?
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *