Pulsera de los 7 nudos: significado, colores y cómo hacerla

Seguramente has oído infinidad de veces hablar de la pulsera de los 7 nudos. Incluso, habrás visto personas que llevan siempre una de estas pulseras puesta.

Generalmente son pulseras rojas, es el color más extendido y reconocido, pero aquí te explicaremos que, además del rojo hay otros colores según su significado.

Se trata de pulseras protectoras y de buena suerte, que bloquean las malas vibraciones impidiendo que puedan afectarnos. Pero veamos primero su auténtico significado.

Pulseras de los 7 nudos de colores

Significado de la pulsera de los siete nudos

Las pulseras de 7 nudos no solo una moda o una tendencia en bisutería. Están consideradas como amuletos o talismanes de protección contra las malas vibraciones, los malos pensamientos o las envidias, alejan las energías negativas y atraen la buena suerte.

Cada uno de los nudos simboliza una dimensión espiritual, que fluye hacia nosotros y que causa en nuestro ánimo un impulso emocional, moral o afectivo para enfrentar la realidad.

Es imprescindible que vayan colocadas en la mano izquierda , ya que este es considerado el lado a través del cual el cuerpo  recibe las ondas procedentes del exterior, conectando cuerpo y alma. Por lo tanto, la pulsera bloquea las posibles malas energías que recibimos.

Lo ideal es que sea colocada por una persona que nos aporte buenas energías, alguien en quien confiemos y, mientras nos la están poniendo, tendremos pensamientos positivos. Además, interiorizaremos la proposición firme de evitar esos pensamientos negativos que nos agotan, sentir envidia, o desear el mal a otras personas. Apreciar profundamente todo lo bueno que la vida nos ofrece.

La pulsera de los 7 nudos debe llevarse siempre puesta y permitir que se caiga sola con el paso del tiempo. A menudo, durante la colocación de la pulsera , se va recitando la oración  Ben Porat, una tradición judía procedente de la Kabbala o Cábala (del hebreo lekabel que significa recibir) de donde llega la sabiduría espiritual y el deseo de ser mejores personas. En este caso, utilizando el rojo buscamos prevenir y curar el mal de ojo.

AIN ALEI PORAT BEN YOSEF PORAT BENSHUR ALEI TSA-ADAH BANOT YEVAREJ RA MIKOL OTI HAGOEL HAMALAJSHMI BAHEM VYIKARE HAM-ARIM ET VYITSJAK AVRAHAM AVOTAI VSHEMHA-ARETS BKEREV LAROV VYIDGU

La traducción sería la siguiente:

Un ramal pleno es José, un ramal pleno por el poso, y esas ramas corrieron sobre la pared. El ángel que me rescata de todo mal bendecirá a los pequeños, y que mi nombre y el nombre de mis padres, Abraham e Isaac, será llamado hacia ellos. Y los dejara crecer en multitud entre la tierra.

Cada color de pulsera tiene un significado diferente

Como ya hemos indicado, lo mas habitual es utilizar el rojo en las pulseras, ya que es un color que nos protege contra el mal de ojo y las energías negativas.

Hay otros significados para las pulseras, según los colores:

  • Amarilla: Representa la inteligencia y ayuda en los estudios.
  • Azul: Nos aporta estabilidad y nos protege de los daños.
  • Naranja: Infunde alegría y vitalidad.
  • Verde: Aporta salud y esperanza.
  • Violeta: Un símbolo de libertad espiritual y belleza interior.
  • Pulsera blanca: Aunque se asocie a la inocencia y a la pureza también expresa fertilidad.
  • Rosa: Ternura, delicadeza y símbolo del amor que expresamos por los demás.
Los colores de las pulseras de los 7 nudos

Pulsera roja de los 7 nudos: la pulsera de la suerte

Más allá de los significados espirituales, también se podrá observar que la pulsera roja con 7 nudos se le llama pulsera de la suerte. En realidad estamos dándole un mayor protagonismo a su capacidad para protegernos de cualquier mal y llevarnos por el buen camino.

Una pulsera de hilo rojo siempre ha tenido ese significado, protegiéndonos del peligro, de ese conocido mal de ojo transmitido por otras personas. Un amuleto para protegerte siempre y ser consciente de ello al ver tu pulsera unida a tu muñeca.

La pulsera de los 7 nudos: cómo hacerla

Materiales necesarios

Para realizar la pulsera de los 7 nudos necesitamos los siguientes materiales:

  • 1 metro  de cordón, preferiblemente sintético, tipo hilo chino, o cola de ratón, para poderlo rematar quemando los extremos. Aunque nos sirve cualquier otro cordón que nos guste más hay que tener en cuenta la durabilidad, es decir, su resistencia al paso del tiempo. Puede hacerse con cuero o algodón pero importante que el grosor sea de 2 mm más o menos.
  • Vamos a necesitar una pajita de refresco que habremos cortado previamente y de la que vamos a utilizar 2cm aproximadamente.
  • Tijeras y un mechero.

Cómo hacer los 7 nudos de la pulsera

La pulsera de siete nudos en realidad está compuesta por 10 nudos de barril o nudos franciscanos. Los 7 que componen la pulsera, más 1 de cierre y 2 de remate en las puntas, que evitarán que se nos pueda deshacer. Aquí te dejamos las explicaciones del nudo de barril o nudo franciscano que es la base de la pulsera.

Comenzamos quemando un poco las puntas del cordón, muy ligeramente, para que quede sellada y no se nos vaya deshilachando.

Hacemos un primer nudo franciscano en uno de los  extremos del cordón. Para ello colocamos el lado de la izquierda sobre la pajita, dejando todo el cordón restante hacia la derecha.

Con este extremo derecho  es con el que vamos a trabajar. Comenzamos dando 4 vueltas con el cordón de derecha a izquierda alrededor de la pajita, introducimos el extremo por dentro y tiramos suavemente hasta sacar todo el cordón. Siempre sujetando bien el nudo con la mano izquierda, retiramos la pajita  y ajustamos el nudo tirando suavemente del cordón y apretando.

Para rematar la punta y que no se nos deshaga el nudo, calentamos con el mechero un poquito la punta del extremo izquierdo del cordón y la presionamos con el mismo mechero contra el nudo para que quede bien sellado, sin tocar con el dedo para no quemarnos.

Este es uno de los finales de la pulsera. Dejamos libres 10 cm de cordón aproximadamente y a continuación vamos a hacer los 7 nudos de barril que van a formar el cuerpo de la pulsera. Utilizaremos la misma técnica del primer nudo que hemos hecho y dejando un espacio de 1 cm entre cada nudo.
A continuación dejamos libres otros 10 cm, tras el séptimo nudo, y hacemos uno en el otro extremo, cortamos el sobrante de cordón y lo rematamos como el primero.

Cómo hacer el cierre de la pulsera

Para realizar el cierre vamos a utilizar también un nudo de barril pero esta vez va a ser nudo corredizo. Es muy cómodo y práctico, ya que permite que podamos ajustar la pulsera fácilmente y adaptarla a cualquier medida. Te damos las instrucciones pero en el siguiente vídeo puedes ver cómo lo realizamos.

Colocamos los dos extremos de la pulsera paralelos, juntos y enfrentados, uno hacia el lado derecho y el otro hacia el izquierdo.Con un trozo de unos 20cm de cordón que tengamos preparado a parte lo colocamos paralelo y junto a estos otros dos. Ponemos la pajita encima y realizamos un nuevo nudo franciscano como hemos venido haciendo hasta ahora, pero envolviendo también los dos extremos de la pulsera.

Ajustamos bien, cortamos el sobrante de este ultimo cordón, dejando 3mm mas o menos para poder rematar. Quemamos, este trocito sobrante y lo apretamos con el mechero contra el nudo para sellar y rematar.

Anímate a crear tu propia pulsera de nudos roja ya que, como habrás visto, es cuestión de práctica. Además, tu pulsera tendrá mucho más valor si la haces a mano y le aportas ese pequeño esfuerzo de elaboración y artesanía.

¿Te ha resultado útil?
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *